sábado, 15 de septiembre de 2018

INICIO DE LA CAMINADA FORMATIVA Y RETIRO 2018-2019



Como parte de reinicio de la caminada formativa en esta región de Venezuela de la Provincia, la Comunidad Formativa Emaús de Caracas realizó unos días de retiro espiritual del 11 al 15 de Septiembre, para seguir fortaleciendo los procesos de transformación en nuestra vida personal, comunitaria y misionera claretiana.

Este año la Comunidad Formativa del Teologado Emaús está conformada por los estudiantes que se encuentran en diferentes etapas de su proceso formativo y académico que ya venían haciendo su experiencia en esta casa y dos de ellos que se integran a esta experiencia y que estaban realizando experiencia de misión y retoman nuevamente sus estudios:

-       Cleiber José Flores Cabeza
-       David de Jesús Tapias López
-       Jalvik Adolfo Negrón López
-       José Yerlin Asprilla Conrado
-       Nelsón de Jesús Carrero Varela
-       Ronald Armando Ramírez Vargas
-       Víctor Manuel Fontalvo Camargo
-       Yemir Cuesta Cuesta

Compartió con nosotros la experiencia del retiro el estudiante Jhonier Cuesta Mena, que estuvo un tiempo fuera del proceso formativo y se reintegra nuevamente a la congregación para vivir una experiencia en una comunidad misionera.

La experiencia formativa está acompañada por los Misioneros Claretianos Alberto Cisneros Guerrero y Jhon Jairo Flórez Palacio.

lunes, 10 de septiembre de 2018

FIN DE SEMANA MISIONERO EN LA ARQUIDIÓCESIS DE CALABOZO


Del 6 al 10 de Septiembre de 2018 se realizó en la parroquia Santa Bárbara, Arquidiócesis de Calabozo, en el Estado Guárico el Fin de semana misionero (FINDEMI), en el que participó el estudiante de teología Ronald Armando Ramírez Vargaz junto con las Misioneras Claretianas Nidiagniys Otálvares y Catalina Dudamel.  En el encuentro participaron cerca de 35 jóvenes con los que se compartió en un ambiente de alegría y fe esta experiencia, compartiendo con ellos el carisma claretiano de la misión.





Fotos Misioneras Claretianas

domingo, 5 de agosto de 2018

ENAJÓ 2018: BARCELONA




“Den Gracias al Señor es sublime, se fija en el humilde,
Y de lejos conoce al soberbio” (sal 137-6.)

¿Cómo no agradecer a Dios en todo momento? Quiero comenzar este escrito con este salmo, porque realmente el Señor hace cosas que no imaginamos. En este año académico, y como parte de la experiencia de misión que se planteó como casa de formación en este tiempo, fui destinado junto con otros dos compañeros a la misión del “Triunfo” Sierra Imataca municipio de Casacoima-Delta Amacuro. 


Al llegar a esta experiencia misionera y en reunión con los hermanos responsables de la misma, se me propuso participar como acompañante del grupo de jóvenes de las comunidades de Sierra Imataca y Piacoa que participarían en la experiencia nacional “ENAJÓ” 2018 que se realizó en la ciudad de Puerto La Cruz, Estado Anzoátegui. 


Realmente no me lo esperaba, no estaba preparado, no había hecho ninguna de las catequesis previas a dicho encuentro, pero igual  que nuestro fundador fui enviado y confié en que era el Señor quién soplaba de su Espíritu para esa misión… no voy a negar que fui con miedos, con ciertas dudas e incomodidades, pero confiado en Dios, me sentí muy bendecido y acariciado por Dios al volver a repetir experiencias que tuve antes, participé de dicha experiencia como parte del grupo peregrino del “Vicariato Apostólico de Tucupita”, este grupo se dividió para prestar el servicio de misión previa al encuentro.  Junto con otros jóvenes de distintos lugares de Venezuela visitamos y misionamos en la ciudad de “Píritu - Pto. Píritu” donde realizamos visitas a las cárceles, hospitales, personas en estado de indigencia entre otros, lo que renovó mi encuentro con Jesús y con los hermanos. 


Terminada esa experiencia de Misión y de Servicio, fuimos a otra ciudad llamada Barcelona la cual nos recibió en la Parroquia “Ntra. Sra. De Lourdes” muy cerca del lugar de la actividad central de clausura del encuentro… No participaba en este encuentro desde el año 2012 en Valencia y no puedo dejar de decir como la frase propuesta “Anunciemos con María las Maravillas del Señor...” Yo particularmente puedo decir que este Enajó fue una jornada de la providencia porque a pesar de todos los problemas y dificultades que como país padecemos el Señor nos dio la oportunidad de encontrarnos, de testimoniarle ante el país entero y de acrecentar nuestra Fe y Esperanza en Él. Hubo una participación de 12.049  jóvenes de todo el país, la cercanía de nuestros pastores de la iglesia Venezolana y del Papa Francisco en su carta hacia la juventud de esta nación también hizo crecer nuestro ánimo, la alegría de todos los chamos, su fe manifiesta, sus ganas de servir, de orar, de escuchar a Dios que nos habla siempre, la acogida de nuestras familias sustitutas por esos días de misión, por nuestros hermanos de las diferentes diócesis y parroquias, sólo nos confirmaba la presencia, compañía y acción a nuestro favor por parte de nuestro Dios…

Solo me resta decir como el salmista: Gracias Señor y pedirle que no se nos apague el fuego para seguir Anunciando con María las Maravillas del Señor…

NOTA: Como claretiano, como juventud claretiana presente en la misión y en la jornada Nuestro Padre Claret también nos mostró su compañía e intercesión por nosotros al ver una imagen de él en una capillita, casi escondido pero que salía a nuestro encuentro…







martes, 17 de julio de 2018

ZONA CENTRO: COMPARTIR POR LOS 169 AÑOS DE LA FUNDACIÓN DE NUESTRA CONGREGACIÓN

En un ambiente fraterno y festivo por la celebración de los 169 años de la fundación de nuestra congregación, las comunidades de la Zona Centro de esta región de Venezuela, nos hemos reunido en la comunidad de la parroquia San Antonio María Claret de Los Dos Caminos.  


Damos gracias a Dios por el don vocacional recibido y por el deseo de seguir construyendo con nuestra vida y testimonio la gran obra de Claret y los cofundadores al servicio de la misión.

DEFINIENDO NUESTRA IDENTIDAD MISIONERA

Como parte de nuestro proceso de evaluación del segundo semestre de nuestro año formativo, los estudiantes y acompañantes realizamos el ejercicio de definir desde nuestras experiencia misionera, comunitaria, formativa y espiritual los rasgos y aspectos fundamentales de nuestra identidad misionera.